5 Remedios Caseros que Puedes Hacer con Ajo

 

Desde tiempos antiguos el ajo no solo ha sido empleado en la cocina como un excelente potenciador del sabor de los mejores platillos, sino que también ha sido utilizado para sanar diversas enfermedades, pues es conocido como un excelente antibiótico natural. Para que le des mayores y beneficiosos usos a este producto natural y sus múltiples propiedades, te mostramos a continuación 5 remedios caseros que puedes hacer con ajo que serán de gran ayuda para tu salud.

El ajo resulta un remedio natural muy efectivo por si solo para diversas enfermedades y dolencias, y en Remedios Fáciles queremos mostrarte 5 enfermedades que podrás sanar gracias a él. Toma nota

Para la gripe

Si tienes un cuadro gripal, nada resultará mejor que  comer uno o dos dientes de ajo al día, de esta manera sanarás la infección que genera este virus. Debes saber que el ajo produce una sustancia química llamada alicina, la cual le da su olor característico, pero además es un componente potencial para luchar contra los virus y las bacterias. Estudios recientes revelan que el consumo habitual del ajo aumenta el número de linfocitos T en la sangre, que son las células responsables de la respuesta inmune.

Contra la tos

Si hay un malestar común que el ajo puede combatir es la tos, pues tiene la facultad de poseer un efecto descongestionante de las vías respiratorias y poder expectorante. Si bebes una infusión de ajo, la cual prepararás con un vaso con agua caliente al que le agregarás un diente de ajo picado, que dejarás reposar durante 5 minutos antes de beber, podrás fortalecer tu sistema inmunológico y hacer frente a la tos.

Para el dolor de oído

Nada peor y más doloroso que un dolor de oído, y el ajo tiene la maravillosa cualidad de poder sanarlo gracias a su capacidad de  reducir la inflamación y aliviar el dolor rápidamente gracias a sus propiedades antibióticas. Para preparar este remedio casero debes triturar muy bien un diente de ajo hasta extraer su jugo, si no logras extraer suficiente puedes agregar un poco de aceite de oliva para lograr una mezcla más líquida, y aplicas unas gotas de esa sustancia en el oído.

Reducir el colesterol

SI tienes el colesterol elevado y no sabes cómo disminuir sus niveles naturalmente, puedes consumir dos dientes de ajo frescos cada mañana y verás qué efectivo resulta. Por sus componente de  alicina y ajoene, dos substancias clave para prevenir la arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias) y aumentar los niveles de colesterol bueno.

Digestivo natural

Si masticas medio diente de ajo crudo en ayunas lograrás beneficiar tu aparato digestivo, pues este favorece la secreción de jugos estomacales, ayudando a procesar mejor los alimentos y facilitando la digestión, lo que también colabora en la pérdida de peso corporal. Además, gracias a la acción antiséptica y antibiótica que tiene el ajo protege y combate numerosas enfermedades del aparato digestivo.

Loading...